Habilidades para una salud de hierro

Habilidades saludables

Recuerda que la verdadera decisión es medida por el hecho de haber tomado acción. Si no hay acción no has tomado una decisión».

Tony Robbins

Pensamos que la palabra habilidad es sólo para lo que se nos da bien, por ejemplo, las manualidades, las matemáticas, los niños, el deporte, nuestro trabajo, etc. Pero lo que no sabemos es que hay otras habilidades, de las cuales, no le damos la importancia que tiene y deberíamos pensar en desarrollarla y ponerla en práctica para beneficio de nuestra salud. Alguna de ellas son las habilidades sociales y personales.

Las habilidades personales o también llamadas habilidades para la Vida «Son aquellas aptitudes necesarias para tener un comportamiento adecuado y positivo que nos permita enfrentar eficazmente las exigencias y retos de la vida diaria» haciéndonos unas personas dinámicas, positivas con estilos y formas de vida saludables, también necesarias para la supervivencia, la convivencia con otros para tener éxito en una sociedad compleja

Estas habilidades comienzan a desarrollarse desde el momento en que nacemos, a través de la interacción con los padres. Sin embargo, nuestras vidas suelen ser más complejas y también lo hacen nuestras conexiones y nuestras expectativas. Es por eso que es deber de los padres que los hijos puedan adoptar unos buenos hábitos sociales para que los mantengan en la edad adulta.

No es solo el tiempo que de niños pasamos con las demás personas para obtener esas habilidades sociales, hay 3 elementos clave que tenemos que tener en cuenta: el autocontrol, la empatía y la autoestima.

Estas son las habilidades esenciales para vivir feliz según la lista básica de habilidades genéricas consensuadas por 11 países, en reunión de la OMS:

  • Solución de problemas: Aprender a buscar solución a los problemas y no al contrario, dar vueltas a un problema del que no encuentras solución sólo te provocará baja autoestima y desánimo.
  • Manejo del estrés y la ansiedad: Esta es una habilidad que muy pocas personas tienen, y es saber gestionar el estrés y la ansiedad. Es algo que debemos saber controlar para llevar una vida más saludable.
  • Auto-evaluación y auto-conocimiento: También es importante conocerte a ti mismo y a su vez autoevaluarte tanto positiva como negativamente, sacarás lo mejor de ti.
  • Toma de decisiones: La habilidad de escoger y decidir por uno mismo y tener en cuenta las consecuencias asociadas a elecciones, tanto sobre uno mismo como en las personas del entorno, harás que sientas más seguridad en ti mismo.
  • Habilidades interpersonales: la capacidad de establecer y mantener relaciones interpersonales para interactuar de modo positivo con las personas de su entorno, sobre todo familiar y, a la vez, eliminar con las relaciones que sean tóxicas, que bloqueen el propio crecimiento personal.  
  • Manejo de conflictos: Tienes que aceptar que el conflicto es parte de la condición humana, el reto está en desarrollar estrategias constructivas, es decir, que ayuden a manejarlos de manera que sean un estímulo para el desarrollo, favorezca el cambio y el crecimiento personal. Esta habilidad en los jóvenes ayuda a reducir la ansiedad.  
  • Pensamiento creativo: Para tomar decisiones y solucionar conflictos es necesario explorar todas las alternativas y consecuencias, más allá de la propia experiencia personal
  • Pensamiento crítico: Es la habilidad que permite analizar de manera objetiva la información disponible junto con la experiencia para llegar a conclusiones propias. Esto te ayuda a reconocer qué factores influyen en tu comportamiento, como los medios de comunicación o grupo de iguales.
  • Comunicación asertiva: La capacidad de expresar con claridad lo que piensas, sientes o necesitas, autoafirmando los propios derechos, sin dejarse influenciar ni manipular a los demás. Es la forma de comunicación más eficiente. 

Hemos descubierto un nuevo estudio en Reino Unido, el cual evaluó a más de 8,000 personas de 52 años o más, encontró un vínculo entre cinco habilidades humanas específicas y una mejor salud, menos enfermedades crónicas, menos depresión, menos aislamiento social y mayor estabilidad financiera.

Estas habilidades son las siguientes:

  •  Estabilidad emocional
  •  Consciencia
  •  Optimismo
  •  Control
  •  Determinación

Son habilidades que te ayudarán a ser más feliz y vivir una vida más saludable y con una actitud positiva.

Si tenemos en cuenta todas estas habilidades saludables, es posible que ese hábito que tanto te costaba incorporar empiece a estar presente diariamente en tu vida. Si consigues mantenerlo el tiempo suficiente, como un mes, al final se convertirá en una parte de tu día a día que harasw de manera automática como lavarte los dientes o las manos antes de comer.

Habilidades saludables