No encuentres tu camino. Crea tu destino

“Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.”

Friedrich Nietzsche

En varias ocasiones hemos escuchado esa frase de “tengo que encontrar mi camino”, y nos quedó la duda de cuál era ese camino que quería encontrar. ¿Será que lo perdió y lo está buscando? ¿Será que está desorientado y va por varios camino? Ahí esta el problema.

Cuando hacemos una ruta por el campo, no vamos campo a través buscando ese camino diciendo ...”haber si hay suerte y encontramos, de casualidad el camino que nos lleve a ese lugar tan bonito”. La idea es seguir el sendero marcado que seguro nos llevará a nuestro destino, ese destino con el que la gran mayoría no disfruta o no se ve feliz en un futuro, pero si continuamos y nos decidimos a salirnos de la ruta marcada es cuando podemos descubrir atajos u otras rutas mucho más bonitas que no pensábamos encontrar, pero estamos allí gracias a nuestras ganas de investigar y alcanzar un objetivo: Crea ese camino personal.

Un enfoque mucho más efectivo es pensar que nuestro camino no tenemos que encontrarlo, sino simplemente ir creándolo día a día. Desde este planteamiento se abren ante nosotros infinitas posibilidades ya que cada instante de nuestra vida es una nueva oportunidad de comenzar a crear la vida de nuestros sueños.

El camino hacia la felicidad

Sin importar todo lo que haya sucedido en nuestro pasado, si seguimos respirando, tenemos la oportunidad de un nuevo comienzo.

Ninguno de nosotros podemos volver atrás (algo con lo que seguro has soñado alguna vez) y crear un nuevo comienzo, pero lo que si podemos hacer es crear una nueva vida a partir de ahí.

El futuro no siempre está marcado, también podemos construir uno nuevo y eso depende de nuestra aptitud y ganas de alcanzar nuestros objetivos. Pero cuando te hacen esta pregunta clave: “¿Y qué estas haciendo para conseguirlo?”, se te queda cara de no entender nada y respondes frases del tipo: “es que la empresa no me apoya”, aquí no me dejan hacer otra cosa”, “no tengo tiempo por mi carga de trabajo…”. En definitiva: EXCUSAS.

Ahí es donde se ve las ganas que alguien tiene de crear su propio camino o no.

Nuestro entorno, el qué pensarán de nosotros, el qué esperan de nosotros, es lo que nos hace tomar decisiones. Alimentamos nuestro ego, una personalidad que inventamos para que se adecue al deber ser, al deber hacer, pero nos olvidamos de nuestra verdadera esencia, de aquello que nos mueve y nos motiva.

Es importante que miremos dentro de nosotros mismos, que recapacitemos y que encontremos qué es aquello que nos remueve las entrañas, que nos hace tener ilusión, aquello que realmente hacemos bien, que realmente nos define o sólo con lo hemos soñado.

¿Quizá no es lo que todos esperan? ¿Quizá no es algo que los demás vayan a aceptar o a alabar? Eso no importa. Una persona convencida de lo que quiere, movida por su esencia, es imparable, ES FELIZ.

Ya tienes claro que camino llevar, cuales son tus objetivos y la idea principal: Ser Feliz. Pero ahora faltan las herramientas.

Te damos 5 consejos para poder marcar tu camino:

  • Rodéate de personas exitosas:

Rodearte de gente que ha conseguido sus objetivos, que viven de acuerdo con su misión y que están teniendo éxito en lo que hacen, son las que pueden enseñarte como lograr crear tu camino.

  • Aprende a escucharte a tí mismo/a:

Pasa mas tiempo en la naturaleza, en algún sitio tranquilo leyendo un libro o solo disfrutando de la tranquilidad, alejado de la televisión, Internet, sin dispositivos tecnológicos encendidos.

Pasar tiempo solo, en silencio, es una panacea. El silencio también te permite elevar el volumen de tus pensamientos.

Así que aprende a estar relajado para escucharte, en medio de la naturaleza. Aislarse para pensar es la diferencia que te hace diferente.

  • Acepta la dificultad:

Aprende a vivir con esos malos momentos, transítalos, deja que te traspasen, no los bloquees, para ser libre tienes que aprender a soltar aquello que no te sirve, identifícalos para poder decidir cada vez con más claridad hacia donde dirigirte.

  • Paciencia y perseverancia:

Porque la vida no es tan fácil como parece, no es todo color de rosa y no es “pensado y hecho”.Te guste o no, si quieres algo vas a tener que currártelo y eso no implica sufrimiento pero sí paciencia y perseverancia. Si fuese tan fácil ¿no crees que cualquiera conseguiría sus objetivos y viviríamos en un país súper feliz?

  • Ante la duda… Decisión:

El camino que elijas será el correcto y te llevará a donde tengas que estar, los errores son absolutamente necesarios y correctos aunque parezcan términos contradictorios.

La parálisis por análisis es positiva, pero ha de ser muy muy breve, no te dejes atrapar en el proceso de analizar todas las opciones para tomar una decisión, lo único que conseguirás es salirte de tu camino y volver atrás. ¿Otra vez de cero? Que pereza.

Entusiásmate ante esa maravillosa posibilidad de CREAR tu propio camino a partir de este instante. Un camino que puedes ir construyendo como tu decidas que sea. Día a día. Sumando pequeños esfuerzos y dirigiendo tu enfoque en la dirección que hayas determinado… Y entonces te darás cuenta de que no necesitas “encontrar tu camino”. Es mucho mejor CREARLO en sintonía con tus verdaderas aspiraciones y anhelos.


Cansada de este mundo normal
De seguir a los demás, de lo habitual
Alcanzar esa estrella fugaz
Conectar con mi canal, con mi libertad