La gran oportunidad del ocio productivo.

Ocio Productivo

“El tiempo libre siempre será encontrado por personas que saben cómo emplear su tiempo; los que quieren tiempo son las personas que no hacen nada.”

Jeanne Marie Phlipon Roland

¿Qué es el ocio productivo?

Nuestro tiempo de ocio es el que abarca todas aquellas actividades que realizamos por nuestra libre decisión, es decir, que no está dedicado a actividades que obligatoriamente debemos llevar a cabo (como trabajar, dormir o hacer las tareas domésticas).

En nuestro mundo actual ya dedicamos, como norma general, mucho tiempo para trabajar a cambio de una remuneración que nos permita vivir. Si a eso sumamos el tiempo dedicado a dormir, comer, realizar quehaceres domésticos o a compromisos familiares, la verdad es que nos queda relativamente poco tiempo para el verdadero ocio (es decir, el tiempo donde verdaderamente “hacemos lo que queremos”).

Este exceso de actividad programada, obligatoria y necesaria que conlleva nuestra vida occidental, hace que la mayor parte de la gente dedique el tiempo que le resta del día a su actividad preferida: descansar y no hacer nada.

Si se reflexiona un poco sobre el tema, así visto, es bastante entendible que queramos descansar. Al fin y al cabo nos lo merecemos. El trabajo duro merece un descanso.

Sin embargo, bajo el prisma de los prismáticos del largo plazo, esta dinámica puede ser muy peligrosa. Pasan las semanas y los meses y un día, de repente, vemos que llevamos una vida que no nos satisface, nuestros niveles de energía están por los suelos y aparecen los nubarrones emocionales. Amenaza borrasca.

No pasa nada, si es tu caso, aún no es demasiado tarde. Siempre se puede hacer algo, siempre estás “al borde del principio” de mejorar enormemente la calidad de tu vida. Con pequeños pasos se empieza un gran camino.

Un pequeño gran paso es incorporar a tu vida el Ocio Productivo.

El OCIO PRODUCTIVO consiste en aprovechar tu tiempo libre para realizar actividades que, además de resultar agradables de realizar, te ayuden, a la vez, de alguna manera, a mejorar tu bienestar personal a medio y largo plazo. Es una herramienta de crecimiento personal muy potente, puesto que sus efectos positivos son tanto inmediatos como postergados, y está formada por acciones que podríamos considerar “palancas” de la mejora individual. Los beneficios de una misma acción pueden ser, a un tiempo, físicos, psicológicos, sociales e incluso espirituales.

Aprovechar bien esos ratos puede ser una fusión entre, por una parte, pasarlo bien, sacarle el jugo al “ahora”, y por otra parte, sembrar acciones positivas para el futuro.

Algo así, como se suele decir, como matar dos pájaros de un tiro. Pero mejor pasemos a concretar un poco más en qué consiste esto.

Las 4 grandes ventajas de incorporar el Ocio Productivo a tu vida:

  • TU SALUD MEJORA.

Está claro que todo ser humano necesita un mínimo de horas de sueño diarias, alrededor de unas ocho. Pero si estás durmiendo mal o demasiadas horas y a la vez te sientes muy cansado y sin energia durante el día, es señal de que algo no va bien.

Lo de que “la ociosidad es la madre de todos los vicios”, no es casualidad. A menudo, en nuestra sociedad, no hacer nada en realidad significa intoxicar nuestro cuerpo.

Por ejemplo, si el domingo después de comer te sueles echar en el sofá y pasas toda la tarde ingiriendo comida basura tirado en el sofá viendo melodramas lacrimógenos entre cabezada y cabezada, tu cuerpo te hará saber que ésta no es tu mejor opción. Y te lo hará saber mediante una bonita noche de insomnio y empacho alimenticio.

Si, por el contrario, te echas una pequeña siesta (de hora y media no cuela como pequeña), y luego pasas a realizar alguna actividad de ocio productivo como las que luego veremos, tu noche muy probablemente será más placentera, y tu tarde también.

En la consulta de mi fisioterapeuta, que es un gran profesional, hay un cuadro grande en la pared en el que pone: “el movimiento es salud”. Si lo dice él….

  • FOMENTA NUEVAS HABILIDADES.

El tiempo de ocio productivo, como hemos comentado antes, es, ante todo, un tiempo en el que nosotros elegimos el uso que le damos. Por tanto, no puede estar dedicado nunca a realizar tareas que nos disgusten intrínsecamente. No os dejéis confundir por el significado capitalista o industrial de la palabra “productivo”. No se trata de producir más cantidad de nada ni de obsesionarse con el resultado.

Lo esencial es la actividad en sí, la capacidad de centrarte en tu momento presente que tiene el hecho de hacer algo que es genuinamente divertido o placentero para ti. Si la actividad cumple este requisito, ya es ocio productivo.

Dentro de tus posibilidades y en el ámbito de tu libertad de elección, puedes elegir cualquier cosa que te atraiga. Puedes retomar el aprendizaje de aquel instrumento musical que te gustaba de pequeño, puedes mejorar tus habilidades de escritura creativa, aprender sobre el maravilloso mundo de las setas o iniciarte en el arte de la danza del vientre.

Lo común a cualquier tarea que realices (y te guste) es que, si le dedicas tiempo de manera consistente, acabarás mejorando de una manera sorprendente tus conocimientos y habilidades en esa concreta área temática.

  • REFRESCA TU VIDA SOCIAL.

Incorporar a tu proceso vital nuevas actividades que te resulten motivadoras y que constituyen una novedad a lo que era antes habitual en tu vida, comporta, de manera casi automática, un incremento de tus relaciones personales, tanto cuantitativa como cualitativamente. En un curso de cocina para gente que vive sola puedes conocer gente nueva que tenga en común contigo la poquita idea de cocinar, pero seguro que su diferente edad, experiencia o personalidad pueden aportarte cosas interesantes a tu vida y quizá buenas amistades en el futuro. E incluso el amor no siempre está en las webs de citas, a veces puede aparecer en un curso, ¿por qué no?, sobre el cultivo de bonsais.

  • GENERA MÁS OPORTUNIDADES.

Todos los beneficios de los tres apartados anteriores, a su vez, promueven la aparición de nuevas oportunidades. Pueden ser en forma de invitaciones a cenas, inauguraciones y eventos en general, en forma de nuevos amigos o nuevas citas, en forma de oportunidades de negocio, de opciones para disfrutar de la naturaleza, participar en acontecimientos deportivos, descubrir nuevos entornos sociales. Las posibilidades que se abren ante ti pueden ser infinitas, luego tú puedes elegir y priorizar las que te resulten más atractivas.

Para terminar, por si no sabes aún por dónde empezar, vamos a echarte una mano con algunas sugerencias de Ocio Productivo:

  • Cursos de formación
Cusos de formación

Hoy en día la oferta de cursos, desde gratuitos hasta muy caros, es muy grande, así como su variedad (de cocina, de escritura, de música, de masajes, de informática, de marketing, de costura). Elige el que más te guste y no te lo pienses, no se trata de acertar o fallar, se trata de experimentar. Si te gusta, sigue con ello. Si no te gusta, prueba otra cosa. Así de fácil. Eso sí, te recomendamos que los cursos sean presenciales o, como mínimo, semipresenciales. Es muy importante y beneficioso incluir el factor relacional con otras personas para que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.

  • Clases
Clases colectivas

De actividades colectivas o de cualquier tipo de danza o expresión corporal (pueden ser actividades deportivas como spinning, bodypump, yoga, pilates o más relacionadas con el baile como danza africana, bailes regionales, danza del vientre, funky, zumba).

  • Asociaciones
Asociaciones

Puedes apuntarte a alguna asociación u ONG que se dedique a alguna actividad que siempre te haya encantado realizar o que ayude a algún determinado tipo de personas (o animales) por los que sientes una empatía especial.

Estas son sólo algunas sugerencias. La lista de posibilidades es infinita. Al principio puedes probar tú sólo o llevarte algún amigo o amiga. De cualquier forma, lo esencial es:

ELEGIR UNA ACTIVIDAD QUE TE GUSTE

Si consigues eso, todos los beneficios adicionales y las nuevas oportunidades vendrán después en cascada. No hay nada mejor que hacer algo que te divierte hoy y que te ayudará mañana. Adelante, disfruta de tu tiempo, disfruta de tu vida.

Adelante, disfruta de tu tiempo, disfruta de tu vida.