El propósito es tu pasión

Propósito

“Establecer metas es el primer paso en volver lo invisible en visible”

Anthony Robbins

La vida tiene muchas maneras de vivirla, no es todo como lo pintan o nos contaron. No todo es ir al trabajo que no nos llena o peor aún, nos frustra y estresa, resulta desmotivador y sin encontrar un sentido a tu vida. Pasamos cada día igual que el anterior, no todo es nacer, crecer, reproducirse y morir.

Vivir con propósito es una de las experiencias más emocionantes y agradables que puedes disfrutar en la vida. Cuando vives con propósito, la vida fluye.

Seguro que conoces a alguien que deambula por la vida sin rumbo, sin ilusiones y sin un claro propósito en la vida que levantarse cada mañana sin una razón que valga la pena.

¿En algún momento has comentado a alguien, alguna vez, frases como estas?:

  • ¡No me salen las cosas como quiero!
  • ¡Tengo miedo de quedarme atrás!
  • ¡No sé exactamente qué es lo que quiero!
  • ¡Por más que lo intento no puedo lograrlo!
  • ¡Tomé el rumbo equivocado!

Muchas personas se marcan una meta durante un limitado plazo de tiempo, al alcanzarlo pierden la energía y piensan: “¿Y ahora que?”. Un propósito no es sólo “ganar más”, “hacer más deporte”, “viajar más a menudo” o “trabajar menos”, estas metas sólo te hará tener una conciencia tranquila. De lo que se trata es de vivir una vida que tenga sentido. Se trata de vivir una vida que tenga algún significado. Y eso se puede lograr trabajando en algún negocio de comida rápida para financiar tus estudios, o con viajar más con el objetivo de conocer nuevas culturas y lugares que te harán abrir la mente y montar un negocio que ni habías imaginado.

Siempre y cuando tu vida se esté moviendo hacia adelante, tú estarás viviendo una vida con significado.

Pero no te pongas nervioso, encontrar tu pasión no es fácil, no es algo que puedas saber en un dia o dos y requiere de tiempo para dar el siguiente paso y lanzarte a por ella. Si en algún momento te desvías del camino no hay que perder la cabeza y abandonar, tienes que adaptarte a los cambios que pueden aparecer por el camino. Si crees en tí, estos cambios te servirán para lograr tus propósitos con mucha más energía.

Unos expertos dicen que debes probar distintas cosas y equivocarte hasta que des con la clave, otros, que sigas haciendo tu vida normal y medites o hagas actividades altruistas o de carácter espiritual y la respuesta llegará por sí sola. Desde luego no hay una receta mágica que sirva a todos.

Una de las lecciones más importantes que podemos aprender de Tony Robbins es su marco de trabajo de 6 necesidades humanas. Estas son 6 necedades que todo el mundo busca consiente e inconscientemente satisfacer.

Estas 6 necesidades humanas son:

  1. Certeza: la necesidad de tener control en algunas situaciones.
  2. Incertidumbre: la necesidad de tener algo de cambio y nuevos estímulos.
  3. Significado: la necesidad de sentirnos únicos, especiales o necesitados.
  4. Amor: la necesidad de tener un sentimiento de cercanía o unión hacia un grupo de personas.
  5. Crecimiento: la capacidad de auto-desarrollo y entendimiento del mundo.
  6. Contribución: la sensación de poder ayudar a otros y crear algo por el bien común.

Entender que todos tenemos estas necesidades emociones y que nuestras acciones están influenciadas por ellas, te ayudará a adoptar un nuevo paradigma para entender que es lo que más te importa.

Todos sabemos cuales son nuestras metas, sin embargo, la sociedad se encargó de decirte:

“lo que tenía salida”

“lo que te ayudaría a tener una vida digna”

“lo que era correcto para ti”

Ahí es donde tu mente se nubla y piensas que lo que te han dicho será lo mejor y cambias el rumbo.

La meta nunca desapareció, está ahí, sólo se tomó otro rumbo, pero hasta que no se vayan quitando las vendas una a una no la descubrirás.

Nuestra amiga Agustina, en su blog Abcemprendedor.com, nos dice que «Lo importante es que tengas en vista tu DESEO. Que tengas en claro cuál es tu sueño. Lo que importa es QUÉ. Lo cierto es que cuando uno visualiza y se convence a si mismo de que algo es posible, lo es. Tarde o temprano ocurre».

Si queremos que llegue lo antes posible, bueno, tengamos un plan.

Te queremos dar unas herramientas para ir quitando esa venda, ver la realidad y comenzar a disfrutar del camino soñado:

  • Aprovecha la tranquilidad de la noche: escucha tus sentimientos, el mensaje que te dan y la oportunidad que te ofrecen para conectar contigo mismo y hablarte desde el corazón.
  • Recurre al silencio y a la soledad: pasamos muchas horas rodeados de gente que nos hace actuar de manera impulsiva y creer sin cuestionar nada en absoluto. Necesitas volver al cobijo interno, volver a ti mismo y desde ahí escuchar.
  • Pasa más tiempo con personas que te ayuden a abrir la mente: pasar más tiempo con personas que conectes, que busquen su propósito, que tenga otra visión de la vida, te darán un impulso para abrir los ojos y conseguir el tuyo.

Cuando naciste eras un ser libre, pero te cortaron las alas cuando te dijeron que tenían un camino preparado que debías seguir.

Te hacemos una propuesta:

¡Manda al carajo esas estructuras!

Revélate de vez en cuando y sal de esa rutina impuesta, será divertido y hará cambiar tu manera de vivir cada día. Seguro que empezarás a encontrar un sentido a la vida, y quien sabe, igual en una de estas sublevaciones descubres ¡tu verdadera vocación!