El poder de la actitud positiva.

Una persona feliz no tiene un determinado conjunto de circunstancias, sino un conjunto de actitudes.

-Hugh Downs.

¿Qué es la actitud positiva?

“La actitud es un estado mental que involucra creencias y sentimientos que influyen en nuestro comportamiento y en las decisiones que tomamos. Una actitud positiva permite a las personas estar en un estado mental muy optimista. Los optimistas tienen la firme creencia que en su vida futura siempre ocurrirán cosas buenas, tal como había ocurrido en su pasado. Una persona con una mentalidad positiva es capaz de describir un acontecimiento negativo como simplemente un incidente y tienen la oportunidad de aprender de sus errores para evitar que estos malos sucesos ocurran en el futuro”

En algún momento de nuestra vida podemos pasar por altibajos, no importa del país o ciudad que seamos, la cultura o el dinero que tengamos, pasar por situaciones desagradables es algo que le puede pasar a cualquiera, pero ¿con qué actitud nos enfrentamos a esos problemas o situaciones?

Todos podemos elegir la vida que queremos llevar o, en algunos casos, soñamos conseguir. Tenemos ese poder para lograr lo que queremos alcanzar, pero lo desaprovechamos o incluso no sabemos cómo usarlo y eso hace que nos sintamos a disgusto con las cosas que van sucediendo día a día.

Teniendo una actitud positiva conseguiremos ser más felices y tener más éxito, y eso hará que los demás sean más felices a nuestro alrededor. Una persona que piensa positivamente no es que se niegue a reconocer lo negativo, sino que rehusa vivir continuamente pensando en lo negativo y este hábito le ayuda a lograr lo que desea en la vida.

El filósofo estoico que llegó a ser emperador romano, Marco Aurelio (121-180), decía en su obra “Pensamientos”, que “si te sientes dolido por las cosas externas, no son éstas las que te molestan, sino tu propio juicio acerca de ellas. Y está en tu poder el cambiar este juicio ahora mismo”.

“Si no analizas qué es lo que te hace infeliz, no podrás llegar a tener una actitud positiva”

Tener una actitud positiva nos hace adentrarnos en un circulo virtuoso que nos lleva a una vida más positiva y feliz mientras una actitud negativa se convierte en un circulo vicioso donde lo negativo cada vez es más negativo y nos lleva al fracaso y finalmente a la inacción.

¿Conoces los grandes beneficios que una actitud positiva nos puede ayudar a conseguir?

  • Ser más felices.
  • Realizar nuestras tareas cotidianas con más energía.
  • Tener una gran fuerza interior.
  • Nos puede ayudar a conseguir las metas que nos propongamos.
  • Ayudar a los demás a sentirse más motivados
  • Sentir que la vida merece la pena ser vivida.
  • Conseguir el respeto de otras personas.

Las personas que son capaces de mantener la actitud positiva tienen unas cualidades que las diferencian de los demás.

  • Siempre ven lo mejor en las demás personas: ser positivos nos ayuda a ver lo bueno que hay en otras personas, a tratarlas positivamente. Al hacerlo se consigue recibir lo mismo de ellas hacia nosotros.
  • Saben ver las oportunidades: el tener buena actitud positiva nos ayudará a ver oportunidades incluso dónde otros creen que no existen.
  • Piensan en las soluciones: en algunas ocasiones se nos presentan problemas que no sabemos cómo resolver, no vemos ninguna salida. La persona positiva siempre piensa “un problema, una solución” y consigue resolver la situación con mucha más facilidad.
  • Son responsables de sus actos: las personas con actitud positiva tienen muy claro que deben ser responsables de todos sus actos y de sus pensamientos. Viven la vida con honestidad.
  • Creen en sí mismos: la actitud positiva ante la vida nos ayuda a tener fe en nuestras posibilidades. Es mucho más fácil alcanzar el éxito si creemos en nosotros mismos, tenemos que transmitir una imagen positiva y segura.
  • Son generosos: una actitud positiva frente a la vida nos hace ser más generosos. A las personas positivas les gusta compartir y siempre están dispuestas a ayudar.
  • Son persistentes: mantener la actitud positiva hace que las personas sean más persistentes a la hora de perseguir y alcanzar sus objetivos. Los desafíos les resultan estimulantes.

El escritor brasileño Paulo Coelho, en su novela “El Alquimista” (1988), a la actitud positiva lo llama la “Leyenda Personal y de ahí extraemos la siguiente cita:

Todas las personas, al comienzo de su juventud, saben cuál es su Leyenda Personal. En ese momento de la vida todo se ve claro, todo es posible, y ellas no tienen miedo de soñar y desear todo aquello que les gustaría hacer en sus vidas. No obstante, a medida que el tiempo va pasando, una misteriosa fuerza trata de convencerlas de que es imposible realizar la Leyenda Personal. (…) El Amor nunca impide a un hombre seguir su Leyenda Personal. (…) Desgraciadamente, pocos siguen el camino que les ha sido trazado, y que es el camino de la Leyenda Personal y de la felicidad. Consideran el mundo como algo amenazador y, justamente por eso, el mundo se convierte en algo amenazador”.

Sonríe a la vida, a la gente, a los sucesos, ayudará a que tu actitud ante la vida y las cosas sea positiva. La sonrisa es algo que normalmente la gente devuelve, y ese feedback retroalimentará tu nueva forma de ver el mundo.

A partir de ahora cada contratiempo será una oportunidad maravillosa para convertirlo en un desafío para el que buscar soluciones alternativas al enfado y la frustración.